Cierra el primer McDonalds de Milano: fin de una década?

Milan le dice adios a uno de los primeros fast-foods de la ciudad. El local McDonalds de San Babila, el barrio mas importante de Milan, donde se encuentran las marcas más importantes del lujo mundial (entre ellas Louis Vuitton, Dior, Hermès y Chanel entre otros) ha cerrado sus puertas este 20 de Julio.  Por allá en 1981, los ‘paninari’ (yuppies milanese) se encontraban en Burghy, el primer fast-food de la ciudad del duomo. Centro neurálgico de la moda y de la movida milanesa. Esta cadena local llegó a las manos de McDonalds en 1996, comprandosela al grupo Cremonini. . La noticia fue comunicada a los empleados del local 24 horas antes del cierre.

Es que en Italia, actualmente, solo el 2,6% de las personas que eligen comer fuera de casa lo hacen en fast- food.

Si bien en los años ’80 y ’90 se vivió el boom de los fast-food, el pop, la ropa cargada y colorida y la economía italiana vivía su máxima epopeya, una gran parte de la población local nunca asimilo la idea del ‘fast- food’. Claramente, esta idea americana de como comer se contrapone a la base de la cultura del ‘chi va piano va sano’ junto con el ‘magia che ti fa bene’ tantas veces repetido por nuestras nonnas.

Carlo Petrini, Presidente y fundador del movimiento Slow Food, que lucha por la comida buena, limpia y justa, desde el primer aterrizaje de la multinacional americana puso todo su trabajo para evitar la apertura del primer McDonalds en la emblemática Piazza Spagna en Roma.

Para contrarestar los detractores sociales, la cadena intento italianizarse agregando pasta mediante un co-branding con Barilla, ensaladas y creando el polémico Mc Italy de la mano del Ministro de Agricultura Italiano.

Los italianos parecen no reaccionar positivamente a los cambios que hace la multinacional para encajar en la ideología alimentaria de una nación, donde la comida es aún vivida por algunos como un rito sagrado.

Es el principio del final para McDonalds?

Photo Credit–> Il Corriere della Sera

Cierra el McDonalds de San Babila, Milano

Cierra el McDonalds de San Babila, Milano

Dejame tu comentario diciéndome que pensás al respecto

Anuncios

Fiesta del Pimiento en Carmagnola, Italia

Carmagnola, la capital italiana del Pimiento o Morrón como algunos suelen llamarle, es un pueblo de treinta mil habitantes y queda a 29 km de Turin.

IMG_2024

Pimiento cuadrado de Carmagnola

Antes de llegar al pueblo, por cualquiera de sus ingresos, pueden verse los invernaderos donde producen la hortaliza preciada. Es en esta época del año que se celebra la Fiesta del Pimiento (28 de agosto al 6 de septiembre) porque es el momento más importante en la cosecha del Peperone de Carmagnola.

La ‘Sagra del Peperone’  como la llaman los italianos, cumple 66 años de su primera edición, así que decidieron llamarse “Peperò” para distinguirla de otras fiestas similares. Esta cuenta con 150 stands y 50 puestos de exposición, donde se puede encontrar de todo: platos típicos, conservas, especias y todo lo relacionado con la cocina del territorio, obviamente con el pimiento como protagonista.

IMG_2027

Tallarines al pimiento

Hoy me acerqué para visitarla y mi principal hallazgo es que cosechan 6 tipos de pimiento: el cuadrado, el ‘cuerno de buey’, el ‘Trottola’ (o trucha), el largo picante, el redondo dulce picante y el Tomaticòt.

IMG_2025

Tipos de pimiento

Cada uno debido a su diferencia de forma y de sabor, viene utilizado para distintas recetas tradicionales.

Me tomé el tiempo de pedirle a un Carmagnolese su propia receta de la típica Pepperonata para ustedes, espero que les guste, acá va:

Ingredientes:

  • 1 kg de Pimiento cuadrado
  • 1,5 de Tomate
  • 1 Cebolla
  • 2 Dientes de ajo
  • 3 Cucharadas de aceite de oliva
  • Sal, a gusto

Preparación:

Lavar y limpiar de las semillas y de las partes blancas los pimientos. Cortarlos en pedacitos. Lavar y pelar los tomates y cortarlos en cubitos. Cortar la cebolla en fetas. Poner en una sartén profunda el aceite y hacer freír la cebolla junto con los dientes de ajo. Agregar los pimientos y hacer que tomen sabor, después los tomates y la sal. Cubrir la sartén y dejar cocinar por 30 minutos.